Los diez mejores Villanos de Videojuego (I)

Gusanoman
Mar012011

Los Diez villanos de videojuegos favoritos de Gusanoman.

Hay algo en los villanos que hace que a todos nos encanten. Los malvados son siempre más interesantes que sus antagonistas tanto en su motivación como en su ejecución. Puede ser porque un villano se atreve a llegar más lejos que cualquier héroe, porque suelen tener (y aparentar) mucho más poder o porque simplemente los villanos tienen una sensatez (dentro de su habitual demencia) que los hace mucho más reales. Además, está claro que, en muchos aspectos, el villano es el eje de la historia, confundiendo y provocando a los héroes, quienes de otra forma se quedarían felizmente en su casa disfrutando de un escenario utópico y posiblemente nunca descubrirían su potencial ni encontrarían al amor de su vida o alcanzarían una clichosa revelación sobre el sentido de su existencia.

Sé que hay miles de listas posibles que hacer en un apartado tan atrevido y es que la industria de los videojuegos ha dado lugar a grandes personajes tanto en el bando de los protagonistas como en el de sus enemigos. Por ello, ante nada, expresaré los motivos que me llevan a escoger a los villanos que proceden. Como suele ocurrir, tengamos en cuenta que cada jugador es un mundo y por ello dudo que haya siquiera una persona en todo el globo que eligiera una lista idéntica a la mía, así que antes de comentar destructivamente, sólo expresa tu opinión sobre los presentes y, por qué no, muestra en qué puntos estás en desacuerdo.

Mi lista se ha elaborado siguiendo unas ideas específicas:

  • Misterio: parte del encanto inherente de cualquier malvado exitoso es su habilidad para mantener la intriga sobre sus planes, sus capacidades o su propia persona. Una figura envuelta en la bruma de lo oculto y lo engañoso es siempre más eficaz y, admitámoslo, más temible.
  • Motivación: detrás de cada gran villano siempre hay una gran historia (aún si es una historia simple pero épica) y siempre es de su trasfondo de donde el mal obtiene su causa. Incluso los simples planes que pretenden conquistar o destruir el mundo merecen una segunda mirada si su motivación está bien arraigada.
  • Poder: por supuesto, un verdadero contrincante para un héroe tiene que ser alguien con un gran poder. Sea quien sea, un villano no puede permitirse ser débil. Pero a mí me importa personalmente la naturaleza y variedad de sus poderes antes que los términos absolutos del mismo.
  • Retorcimiento y crueldad: de poco sirve ser malo si no puedes serlo hasta la médula. La piedad y la franqueza rara vez son exitosas en el negocio de la vileza, y el mayor exponente de un alma torcida no sólo es más funcional sino también mucho más memorable y temible.
  • Carisma: inevitablemente un factor importante. No tanto el carisma en cuanto a los valores estéticos que rodean al personaje, más valorable cuando el villano es capaz de hablar, actuar y (sobre todo) ser malvado sin que tu atención pueda apartarse de él (ni la del héroe, normalmente).
  • Desarrollo: al igual que cualquier personaje, un buen villano requiere de cierto esfuerzo por parte del guión para ser respetable. Y es ahí donde muchos villanos, tristemente, fallan. El desarrollo convierte a un simple conjunto de fechorías en una criatura viva. El verdadero malvado tras el acto sólo se muestra cuando el perfil de palabras y manipulaciones muestra un personaje creíble y apreciable.

¡ATENCIÓN SPOILERS!
No he tomado ninguna precaución para evitar narrar detalles de la trama y desarrollo de los videojuegos a los que pertenecen los siguientes personajes. Si veis el título de un juego del que no quereis conocer detalles, pasad a por el siguiente o dejad de leer.

Ronda previa: Aquellos que no llegaron pero podrían haber estado

Antes de que empecéis a tirarme piedras y a piratear el servidor de la Fundación, expongo aquí a tres villanos que son tan popularmente aclamados y tan arquetípicamente característicos de su estilo que no pueden ser ignorados. Lo hago principalmente en reconocimiento a su presencia, como amable halago a una carrera muy merecedora de una mención de honor.

Bowser (Saga Mario)/ Dr. Willy (Saga Megaman)/ Dr. Eggman (Saga Sonic)

Tres grandes villanos que aparecen, por separado, en más juegos que toda la lista restante. Los tres son muy similares en casi todos los aspectos ariba mencionados y los tres participan de algunas de las sagas más antiguas y queridas del mundo de los videojuegos, por lo que serán siempre recordados como algunos de los personajes con los que crecimos. El motivo por el que no están en la lista es evidente: son villanos simplones, sin casi desarrollo y con una motivación común (conquistar el mundo). Además, para el arquetipo de malvado cómico (y para qué negarlo, algo infantil) creo haber escogido a dos exponentes más interesantes y más hilarantes que aparecerán en adelante. No pretendo difamar, ni mucho menos, a estos tres colosos de la maldad. Pero se debe concretar que, con el tiempo que se ha avanzado, ha dado mucho juego a grandes proyectos de presentar mejores antagonistas.

Sephiroth (Final Fantasy VII)

Os acordaréis de mí siempre, porque nunca quise ser lo que soy

Quiero dejar claro que no me gusta bajo muchos matices la saga Final Fantasy, especialmente la séptima entrega. No digo que sean malos juegos o que tenga en particular un defecto que me moleste, pero sí que se han sobrevalorado muchísimo. El único motivo por el que este personaje aparece aquí es porque conozco a demasiada gente que lo adora y, por lo tanto, está claro que sea cual sea mi posición, es un villano memorable, a pesar de que lo sea (según mi opinión) por poco más que por motivos estéticos. Dicho esto paso al último de los excluídos por poco.

La Supermente (Starcraft)

Despierta, hijo mío. Y abraza la gloria que por nacer te corresponde. Que sepas que soy la Supermente, la voluntad eterna del Enjambre.

La Supermente es una criatura anciana, poderosa y terriblemente inteligente. Capaz de manipular, infestar y destruir casi cualquier cosa con el imparable poder del Enjambre a su disposición y el hambre homicida más impelente del cosmos para aplastar a sus enemigos. La Supermente es los zerg, y los zerg son la ola devoradora que arrasa la galaxia más allá de la redención y la esperanza. Si existe imagen más terrible que el implacable avance del Enjambre sobre el universo es la de los escasos restos que su paso deja atrás, hundiendo el infinito en cenizas y sangre. Pocos villanos han tenido tanto éxito como la Supermente, y aún menos han tenido una muerte más épica.

Sólo hay un motivo por el que la Supermente no aparece en esta lista, y es que recientes eventos en la trama de Starcraft II demuestran que, quizás, no es en absoluto un villano tan temible.

Y ahora la lista misma: los diez villanos que más he disfrutado y admirado en mi carrera de jugador.

Décimo Puesto: Metal Sonic (Sonic CD)

Todos los seres vivos se arrodillarán ante su maestro

Todo el mundo tiene derecho a tomarse algún capricho de vez en cuando y éste es el mío. Metal Sonic es, en realidad, un villano bastante anodino que sólo destaca por haber tenido una aparición estelar en uno de los mejores plataformas de todos los tiempos y por ser la versión robótica de uno de los grandes del mundo de los videojuegos. ¿Por qué está en esta lista? Pues lamentablemente porque me da la gana. Digo “lamentablemente” porque realmente me gustaría que un personaje que se haya entre mis favoritos presentara mejor historial para ganarse un lugar en esta lista por sus propios méritos, pero no es así. Siento decirlo pero debo reconocer que, pese al factor nostalgia y a lo muy reconocido que es este villano, no tiene papeletas para merecer algo más allá de una mención y por lo tanto no hablaré mucho de él.

No puedo argumentar grandes atributos del cibererizo porque no los tiene pero, al menos, podré comentar los motivos por los que me gusta. Primeramente está el factor nostalgia ya mencionado: su aparición en Sonic CD y diversas “encarnaciones” similares (Mecha Sonic, Silver Sonic… ¿Cuántas copias hizo Eggamn antes de construir al definitivo?). Por supuesto también hay una importante apreciación estética: casi todas las formas de Metal Sonic son muy espectaculares y un poco más “agresivas” que las habituales en los enemigos de esta saga.

Debo decir que, incluso, este villano consiguió sacarme algo en bueno del detestable “Sonic Heroes”, un juego insulso que me pareció terriblemente malo aún para los niveles de Sonic en la década de 2000. No es que la aparición de una impresionante forma de Metal Sonic al final hiciera que el juego valiera la pena (sigue siendo horrible) pero al menos me alegró, dándome un final espectacular con un villano al que aprecio enormemente (y acompañado de una banda sonora digna de elogios, lo único bueno que se puede sacar de los juegos del erizo en la mencionada década).

Por último, y quizás más importante, hay una cierta dicotomía en la criatura de Metal Sonic. No es que sea un personaje sofisticado ni mucho menos pero existe cierto atractivo de trasfondo en la idea de un ser obsesionado con la destrucción de su alter ego. Como digo, nada especial en ello, pero siempre es un factor que lo mejora.

¿Qué es?: Una creación artificial con objetivos de buscar y destruir.

¿Qué poderes tiene?: Diversas aptitudes robóticas, supervelocidad, indestructible, mutabilidad.

¿Qué quiere?: Destruir a su alter ego, pasando por encima de su creador incluso.

Noveno Puesto: La Alianza (Half-Life 2)

…Nuestros benefactores…

Quizás, lo más temible que haya que decir sobre la Alianza es su naturaleza plural. Allí donde la mayoría de los villanos se presentan como entidades monolíticas (UNA amenaza encarnada en UNA criatura) la Alianza se extiende cómo un infinito imperio ínterdimensional con el respaldo de incontables mundos esclavizados, dominados por una misteriosa casta de seres telepáticos. Esta presencia tan amplia elimina uno de los grandes tópicos de las historias épicas: que para matar a la serpiente hay que cortarle la cabeza. La Alianza no muestra cabeza visible alguna y ello causa la sensación de que es absolutamente indestructible.

Una fuerza capaz de aplastar toda oposición terrestre en siete horas y convertir a los supervivientes en apáticos vagabundos desorganizados y poco motivados. La Alianza encarna la peor faceta del ansia de conquista, llevando la miseria material y personal a los mundos derrotados. Otro aspecto terrorífico de esta organización es su capacidad para anular la voluntad de los vencidos y adoctrinarlos para formar parte de su propio ejército. Ésta es una característica relativamente habitual en las grandes corporaciones malignas, pero pocos juegos han sabido dar tanto dramatismo a tal propósito como el que se muestra en Half-Life 2 y sus expansiones. Los Combine también muestra una comprensión preocupante de la naturaleza humana, pervirtiendo al líder de Black Mesa para convertirlo en un simple intermediario entre las esferas dirigentes y el pueblo oprimido, a la vez que se libran de muchos de los mayores cerebros de la humanidad, quienes serán la mayor amenaza.

Por último, la Alianza presenta a unos villanos intimidantes y muy poderosos: los Consejeros. Unos seres de aspecto alienígena con tremendos poderes psíquicos y la capacidad de extraer conocimientos de los cerebros de otras criaturas. Los Consejeros se han presentado hasta el momento como criaturas casi invulnerables e imparables, mucho más dignos de una huida que de un enfrentamiento y todas las escenas en las que aparecen son igualmente inquietantes y siniestras.

Uniendo poder militar apabullante, tecnología avanzadísima y poderes ocultos, la Alianza ha mostrado, seguramente, sólo una fracción de su inmenso imperio y de las pesadillas que la especie humana habrá de enfrentar.

¿Qué es?: Un imperio interdimensional.

¿Qué poderes tiene?: La esclavitud, fuerzas militares y ciencia de un millar de mundos.

¿Qué quiere?: Dominación hegemónica de todos los universos.

Octavo Puesto: El pirata fantasma LeChuck (Monkey Island)

…Y Cuando explote el globo, hará caer esa palanca, soltando así la rueda de la cadena y dejándote caer al pozo de ácido. ¿Y sabes lo que viene después? Entonces cogeré tus huesos, que estarán todavía vivos y sufriendo un gran dolor y construiré con ellos una silla. La llamaré: “La silla que chilla”. Cada mañana me sentaré en ella y te escucharé chillar. ¿Alguna pregunta?

Si algún villano de videojuegos ha demostrado más allá de cualquier duda que “la muerte es sólo el principio”, ése es el pirata fantasma de la saga Monkey Island, quien no solo es un notorio muerto viviente, sino también ha recibido la aniquilación en numerosas ocasiones. LeChuck consigue ser a la vez cómico e intimidante, presentándose siempre en entradas espectaculares con características escenas de violencia, vudú y hordas de muertos vivientes.

Podría pensarse que, al pertenecer a una franquicia algo infantil y centrada en la comedia, LeChuck es un villano de línea “suave”, pero nada más lejos de la realidad. LeChuck es uno de los seres más “hardcore” que pueblan el mundo de los antagonistas, siendo sádico, lujurioso, grosero y muy cruel. El pirata fantasma ansía a la par el corazón de Elaine Marley y la cabeza de Guybrush Threepwood, combinando lascivia y rencor en una conducta homicida ejemplar. LeChuck ha tenido muchas apariciones con aspecto muy variado, mostrando mucho estilo y gran presencia, por no hablar de la excelente música que le acompaña siempre: una inconfundible tonada sencilla pero impactante y cómica casi tan característica como la de la propia serie. Mi encarnación favorita es en Monkey Island 2, donde aparece como un zombie putrefacto que avanza a duras penas y escupe cuando habla. Es aquí también cuando lo vemos en uno de sus momentos máximos de delirante crueldad. Sin embargo, la que creo que es el clímax de su carrera maligna es su encarnación en “Tales of Mokey Island” de TellTale Games, cuando lo veremos tanto con su aspecto humano como con la imagen infernal del dios pirata del Caribe.

Sea un fantasma, un muerto nauseabundo o un demonio de los mares, LeChuck es uno de esos villanos que sabes que jamás dejarán de acosarte y de reaparecer, presentándose como la eterna maldición del pobre Guybrush, quien probablemente se esté enfrentando a un rival que le supera ampliamente.

¿Qué es?: La encarnación no-muerta de un terrible pirata resucitado por el vudú.

¿Qué poderes tiene?: Recurrencia de la muerte, hechizos vudú, habilidades de navegación y esgrima e inmortalidad.

¿Qué quiere?: Venganza y amor.

Séptimo Puesto: El Dios Antiguo (Saga Legacy of Kain)

No puedes destruirme, Kain. Soy el mismísimo motor de la vida. La Rueda girará. La plaga de tu especie será purgada de este mundo. Y en ese día inevitable tu alma maltrecha y estancada será finalmente mía.

Monstruoso y maquinador más allá de lo descriptible, el anónimo ser autoproclamado demiurgo de Nosgoth es un enigma definitivo y trascendental. Quizá más una encarnación cancerosa de la vida, un falso dios que medra en las almas renacientes de sus súbditos, este engendro puede haber existido desde el principio de los tiempos. El Dios Antiguo ha sido capaz de engañar a todos los seres de Nosgoth promoviendo una fe insana sobre su presencia por toda la tierra, mientras eleva a otros peones contra los que ya le sirven. En un tablero de ajedrez cósmico, el Dios no precisa de cuidados ni censuras porque es el único jugador.

A diferencia de la mayoría de los villanos, el Anciano no intenta cambiar el mundo, pretende dejarlo eternamente, en todas sus lineas temporales, tal y como está, continuando con su tiranía cósmica, alimentándose del ciclo de muerte y resurrección con el que ata a todos los seres. Incluso al final de la historia, es difícil saber si la criatura que se enfrenta a Kain es siquiera capaz de morir, pues aún la Segadora con todo su poder es insuficiente para matarlo. Abarcando casi toda la tierra, el gigante engendro cthulhesco se extiende bajo túneles y ruinas tanto en el reino material como en el plano espiritual, siendo él mismo los cimientos de continentes enteros.

Sólo los inmortales vampiros le son inútiles, y cuando de esta forma se vuelven peligrosos, les condena con murmullos y mensajes de fatalidad, engañándolos con imágenes de su idealizada “Rueda del Destino” hasta arrastrarlos al suicidio. Engañoso y sedicioso, convence a los antiguos para adorarle, a Moebius para servirle y a Raziel y a Kain asegurando que se enfrentarán a la muerte. Y él no siente ninguna piedad por sus marionetas. Incluso Moebius, su más fiel y útil siervo, es dejado de lado y muerto cuando deja de tener un papel en su gran plan.

El Dios Antiguo es una encarnación lovecraftiana, un tipo de horror universal que juega con vidas mortales con escaso interés. Todas las criaturas de Nosgoth oyen su demencial susurro en sus almas, y su mensaje es inevitable, porque es parte de su naturaleza: “vive, muere y aliméntame”.

¿Qué es?: Un engendro parásito primogénito.

¿Qué poderes tiene?: Poder sobre la vida y la muerte, tamaño inconcebible, fortaleza física indescriptible, conocimientos infinitos y capacidad para estar en muchos lugares y muchos momentos temporales a la vez.

¿Qué quiere?: Eternizar una tiranía cósmica.

Sexto Puesto: La Máscara de Majora (Legend of Zelda: Majora´s Mask)

…Juguemos…

¿Qué puedo decir de esta bestia tifoniana? Una entidad atemporal que pretende destruir el mundo sólo para divertirse. El anónimo monstruo que habita en la máscara es, a mi parecer, mucho mejor villano que el cacareado Ganondorf. No voy a negarlo, Ganondorf es un excelente villano caricaturesco y clichoso pero, en términos de intimidación y de originalidad, tanto Zant (a quien mencionaré más adelante) como el antagonista de esta entrega me parecen superiores.

La máscara es terrible tanto en su intención como en sus apariciones y su poder es casi absoluto. Es intimidante porque no habla, no negocia y no se jacta. Sólo dice una frase por su propia iniciativa en todo el juego y es una promesa de condenación para todo. Algo también siniestro en ella es su efecto en su portador, algo así como un Anillo Único carnavalesco que corrompe a quien lo porta haciéndole gastar la broma pesada definitiva. Además, de todas las bandas sonoras acompañando a un villano, creo que la Máscara se lleva la más inquietante, es simplemente increíble escuchar esa musiquilla monótona mientras los esos ojos amenazantes se elevan hacia Link.

Hay, debo reconocer, un pecado que tanto la Máscara de Majora como Zant cometen de forma anticlimática: a lo largo del juego son personajes muy serenos y siniestros, mostrando una implacabilidad constante que los hace más temibles, pero cuando te enfrentas tanto a la máscara como al emperador de las sombras… se convierten en bailarines gritones histéricos ¡Qué desastre! En el caso de la máscara puedo entender hasta cierto punto ese desfase, al fin y al cabo es una especie de bromista cósmico destruyemundos así que no es tan disparatado que se ponga a hacer break-dance mientras intenta matarte. Pero en el caso de Zant es imperdonable, el insensible monstruo que habla con chirridos metálicos inhumanos se convierte en una locaza chillona… penoso. Pero no tengo que hablar mucho de Zant porque él no está en esta lista

En resumen, la Máscara de Majora es una inclusión muy curiosa, original y oscura en una saga que, a mi parecer, es demasiado colorista (aunque Twilight Princess se ha metido por un buen camino que espero que Nintendo continúe) y me parece un gran villano por su inhumanidad, lo desconocido de su naturaleza y su aparente indolencia junto con una crueldad sin sentido que lo llevan a casi parecer uno de los engendros sobrenaturales de Stephen King.

¿Qué es?: Una criatura imposible encarnada en un objeto mágico.

¿Qué poderes tiene?: Corromper a su portador, manipulación espiritual y física de criaturas, desconocida capacidad para mover y alterar objetos, eventos y mentes.

¿Qué quiere?: Destruir el mundo.

Bien, con esto hemos llegado a la parte interesante de la presentación. La semana que viene nos pondremos serios mostrando a mis cinco villanos favoritos y en este selecto grupo sólo los mejores se ganarán la entrada.

6 comentarios

  1. He de decir, que me ha encantado el artículo… Y estoy ansioso y lleno de ganas por ver la segunda parte donde se mostrarán los cinco villanos preferidos de Gusanoman.

    No he jugado a ninguno de los juegos en los que aparecen estos cinco villanos, pero he oído hablar mucho de ellos.

    Por un lado la Alianza de Half-Life 2 me ha hecho pensar en lo que la Fundación podría llegar a convertirse, aunque espero que no sea así.

    Por otro lado me han resultado muy curiosos los personajes del pirata LeChuck, el Dios Antiguo o la Máscara de Majora. No sabría realmente cuál de estos tres es mi favorito, teniendo todos ellos algún aspecto que me atrae y me intriga.

    Esperaré a la segunda parte, para dar a conocer mi opinión sobre mi preferido.

  2. Linus says:

    Ha sido un mitad-gran artículo, estupendo. Te medio-felicito hasta el próximo.

  3. Tengo ganas de leer la segunda parte… aunque la espera está resultando odiosamente larga y angustiosa. ¡Ánimo Gusanoman, esperamos con ilusión (e impaciencia) tus cinco villanos preferidos!

  4. g3org1 says:

    falta GLaDOS de portal es uno de los mejores villanos por su sarcastica, violena, pero indiferente(como que deja el daño y se lava las manos), ademas de que es uno de los villanos que mas a sufrido(por portal 2) en donde se tiene en cuenta que es antes era un humano que se transformo en maquina y al parecer el unico deseo es que la liberen(si meditan un poco sobre el juego)(y el mensaje subliminal de su forma en portal y un poco deformado pero la misma idea en portal 2(una mujer atada para los que no sepan)).

  5. g3org1 says:

    un ex-homano no voluntario, la obligaron a transformarse

  6. Simpatiquísimo Autor says:

    No falta GLaDOS. GLaDOS está en el segundo puesto de la clasificación, en la segunda parte de este artículo: http://www.lordcacique.org/blog/los-diez-mejores-villanos-de-videojuego-2/

¡Participa! Deja una respuesta

Fundación Lord Cacique © 2011 Licencia Creative Commons Privacidad Condiciones de uso

Este portal utiliza software de WordPress, de phpBB y software fundacional